Televisión Úbeda, EL DESFILADERO
23 mayo, 2012
Agenda del sueño. Diseño de un pequeño gran libro para Dietisa.
25 mayo, 2012

Madrid. Estreno de Cada gota de tu vida. Teatro Guindalera. Uffff, qué bien me lo pasé

21 horas.
Un lunes de teatro.
El chaqué de boda de mi padre en mi cuerpo, adornando mi emoción por este estreno (siempre lo uso cuando hay algo que sé que cambiará mi vida en parte).
Con la mejor compañía para terminar llorando, viendo como las chicas, las que he parido escribiendo, se salen de la novela para terminar siendo de carne y hueso en las actrices María Benito, Verónica Parizzi, Belén de SAntiago y María San Miguel.

Lucía Rodríguez Miranda, responsable de la dirección escénica con su voz y el corazón. Haciendo que todos vivamos la obra, la puesta en escena, las emociones, la noche…

Invitados de lujo a mi lado y, como siempre, personas, personas, personas maravillosas y necesarias que fueron brotando como gotas que forman este mar que siempre busco cuando presento algo. Un mar de abrazos…
Por eso, en las cocinas del Hospes Madrid, se cuajó el bizcocho de naranja que llevé para mis invitados,  Hospes, una cadena de hoteles (yo digo que es un mundo) que apuesta por el verbo y los sueños.

Este es el texto con el que acompañaba la invitación. Presentarla en Madrid era algo especial, por muchas cosas que viven en mi:

Hola, amigos. 

Del primer Madrid recuerdo la música y muchos abrazos, 
del segundo, el vino y el arte,
y del tercero, 
la poesía instalada en mis carnes como lunares recién pintados

Por eso, y por todos los amigos que he ido instalándome en el alma, quiero juntar mis tres Madrid con este estreno como novelista.

Invitado estás a vivir dentro de mi novela y a merendar bizcocho de naranja…

Ensayo a las 17 horas en el Teatro Guindalera, un espacio que he de volver a disfrutar seguro. 

Aquí mis cuatro chicas de la novela, por orden de izquierda a derecha: Marta, Carmen, Lavinia y Alicia. 

Y esta es la imagen de ellas que la gente veía al entrar. Ellas, sirenas hermosas y enigmáticas amamantando el espacio de noche y de luz. 

Después de dar la bienvenida a todos, invito a Roger Domingo (a mi derecha), mi editormaravilloso, y a Juan Carlos Cubeiro, mi maestro y el maestro del coach en España. Él ha sido uno de los primeros lectores de la novela, aquí podéis ver su crítica.
http://jccubeirojc.blogspot.com.es/2012/05/dos-libros-importantes-ii.html

Entre los tres nos preguntamos y respondemos. A mi me encanta preguntarle a Roger por qué publicó esta novela y se la leyó en dos días apenas saber que la tenía escrita…
Y a Juan Carlos, qué es lo que ha aprendido de estas cuatro amigas de Cada gota de tu vida.

¡¡¡¡Y una invitada especial….!!!!
Esto fue idea de Roger, me dijo que por qué no invitábamos a mi madre a bajar (porque en este teatro se baja al escenario). Y así lo hice…
Cuando la llamé, se quería morir y contesta: vaya usté por Dios…

Fue la estrella de la noche, lo reconozco, nos reímos muchísimo porque nunca contestó a la pregunta que le hice. Ella llegó, se instaló en el taburete como si toda la vida hubiera vivido en un escenario y allí habló con la mayor frescura del mundo.

-Mamá, quiero que respondas a algo que siempre me preguntan cuando hago un encuentro de autor: ¿Desde cuándo escribo…?
– Uffffff… pues no lo sé hija, porque miren ustedes, yo tengo siete hijos y claro, ellos se peleaban mucho. Mi marido, entonces, que viajábamos en un Mercedes enorme con el pato, el perro salchicha que se llamaba Dumbo y a veces una oveja, porque claro, los niños querían una oveja y a mi me parecía muy gracioso. Total que tuvimos una oveja en el piso de la Calle Jaén, en Andújar. Y hubo un verano que teníamos un conejo que se llamaba Tambor.
Descubrimos que la oveja se iba al espejo grande de la entrada a mirarse y así se tranquilizaba porque claro, al verse reflejada pensaba que había otra oveja con ella y se sentía acompañada.
Bueno, pues viajábamos los siete más una chica maravillosa que vivía con nosotros y me ayudaba con todos los niños y los amigos, que la casa siempre estaba llena de amigos y a mí me costaba mucho decirle que no, que a mí me encantan los niños…
-Mamá, que te vas, que te he preguntado que desde cuándo escribo…
-Sí, hija, es verdad. Ay que ver lo guapa que estás y lo lista que eres… Me estoy acordando de cuando me llamaban las vecinas para…

En fin, que la gente se enteró que yo me subía por los tejados cuándo niña, que las vecinas se lo decían a mi madre: mira que tu hija cualquier día se cae, que se tira las mañanas desde muy temprano andando por los tejados (recordad ese poema autobiográfico que lo dice), y nos reímos una jartá.
Pero, evidentemente, nunca se enteraron desde cuando escribo…jajajajjajaja

De aquí sale un proyecto que cuajamos Juan Carlos, Roger y yo que conoceréis en breve y que os va a encantar. Por ahora no puedo decir nada más…shhhhhh

Ya os digo, como si hubiera nacido en un escenario….
aquí creo que estaba contando lo que olía el pato en el coche.

Y ahora, queridas amigas, vamos a invocar a vuestro yo secreto, ese que cada una de nosotras tiene dentro y que aún no conocemos…

Arabella Siles, agente de espectáculos y amiga. Me trajo un regalo precioso. Arabella siempre me acompaña, es un cielo. Qué suerte haberla conocido.

¡¡¡¡Soterraña!!!! es un clásico emocionante en mi vida que ha aparecido y se me ha instalado dentro con una ternura y cariño arrasador. Sote estudió conmigo en Madrid durante casi cinco años. Hicimos la carrera juntas (ella era más lista que yo, claro). Es maravilloso verla aparecer en cada acto que tengo en Madrid.

Dos amigas de Sote que vinieron al estreno. Gracias, chicas…

Mónica López Bordón. Todo el mundo la conocéis. Es una poeta y periodista necesaria y tengo el privilegio de poder decir que es una gran amiga mía con la que comparto muchas emociones y secretos. Mónica, gracias por cabalgar mis sueños tan veloz, acompasada siempre…

¡¡¡¡Vaya foto linda….!!!!
Con Ramón Alcaraz, mi profe y corrector de poesía, con Mónica y con Beatriz, la persona que me ha hecho amar el té con una ternura infinita.

Y os dejo aquí el final de fiesta… bueno, el semi final, que luego nos fuimos un poquito más lejos.
Esta es María Benito, en el bar donde nos tomamos unas cañas.
Le dije a todos lo bien que cantaba (es profesora de mi hija pequeña cada vez que va a Madrid) y Juan Carlos le pidió que se cantara algo.
Y ella lo hizo ¡¡¡¡qué me gusta la gente así de viva y de natural….!!!!!

Y mi madre, pues eso, como si fuera su hija…




http://www.youtube.com/watch?v=1OjTqRg8B5w&feature=youtu.be



SINFIN…

Deja un comentario