Mis mujeres…
18 mayo, 2016
poemadelunes: tu melodía y mi cuerpo.
23 mayo, 2016

Recuerdo aquellos años en Madrid en los que, mientras estudiaba la carrera, trabajaba de cantante (Yolanda, por eso te gustan tanto los escenarios cuando das una conferencia…). A mi madre siempre le preocupaba mi imagen, pero no que estuviera mona, que también, sino que no me creyera el posible éxito que los demás podían ver en mí.

Muchos años después (ahora, por ejemplo 🙂 ), me sigue diciendo lo mismo:

hija mía, lo más importante es que siempre seas tú porque si eres de verdad, no tendrás que ocuparte ni de lo que haces ni de lo que dices.

Cuando eres joven, lo que realmente te interesa es dar esa imagen que tú crees que es ideal para que los demás te acepten, pero esa frase suya se fue grabando lentamente, como ojalá se les grabe a mis vikingas…

Así que ahora, cada vez que diseño un curso o escribo un libro que hable sobre marca personal, emprendimiento o talento femenino, siempre, siempre, siempre, utilizo la palabra creatividad asociada a las emociones y, por supuesto, a las actuaciones.

Todos los humanos nacemos creativos, el inconveniente es que el sistema, por regla general nos lo amputa ya de niños y comenzamos a dejar de expresarnos libremente.

Son muchas las herramientas que utilizo cuando trabajo con profesionales y, por supuesto, cada día conmigo misma. Aquí van algunas de ellas.

8, por ejemplo.

MARCA PERSONAL CREATIVA (es decir, ser tú mismo).

1/ Asumir riesgos: Tenemos que ser conscientes de que sólo tomando decisiones podemos alcanzar nuestro objetivo y, por supuesto, de que somos capaces de ello. Asumir riesgos fomenta tu capacidad de ingenio. Cuantos más asumas, más herramientas para solucionar adquirirás (riesgos medibles, se entiende, que si uno no sabe nadar, no es que no se tire al mar, sino que lo haga con manguitos (es decir, con expertos a su lado)).

2/ Descubrir nuestras fortalezas creativas: De esta forma podremos consolidarlas y convertirlas en hábitos para mostrarlas al mundo. Todos tenemos algo que ofrecer. 
Lo de las fortalezas ya sé que está muy visto pero las creativas son diferentes y en ello no solemos pensar. ¿Que a mí me gusta la música? pues vamos a introducirla en nuestra marca personal. ¿Qué tal si le regalamos a nuestro equipo por mail, para empezar, los lunes una canción con un motivo que nos inventemos…?, o ¿Por qué no dar los buenos días a nuestra gente con un temazo para animarlos y con tu propia que lo presente con un mensaje positivo?

¿No queremos que trabajar sea nuevo y divertido…?

 

marca personal

 

3/ No existe la competencia (hombre, Yolanda, dicho así…). Si estás en pleno proceso de definir tu marca personal o la de tu empresa, no mires lo que hacen otros; dirige tu atención a aquellas marcas que te emocionen y piensa (piensa mucho, que cada vez pensamos menos) por qué lo hacen. Da igual que sea una marca de refrescos, de chorizo o de gas butano. Lo que tú quieres es emocionar, ser creativo, llegar al corazón de las personas.

Pues que tus maestros sean los que lo consiguen.

4/ Objetivos alcanzables: Daremos pequeños pasos para llegar a la tierra prometida y evitar la frustración asociada a metas inalcanzables. Para alcanzar grandes metas hay que pasar por las pequeñas. Es en estas pequeñas donde puedes implementar actos creativos y personales, ahí es donde te resultará más sencillo. Revisa tus acciones y dales a todas tu “toque”.

 

marca personal

5/ Trabajaremos el optimismo como profesión: Las personas optimistas son mucho mejor aceptadas y, por supuesto, recordadas. 
¿Acaso no ves que asociamos las personas alegres a la creatividad…?

Recuerda que empezar una frase por un No es negar. Y que decir: pues no estoy mal, también.

 

6/ Buscaremos la diferencia: De tal forma que siempre seamos nosotros, aunque colaboremos para diferentes firmas. 
Sí, sí y sí… ¡todos te quieren a ti!, no al que les quieres vender. Atento a las palabras de la imagen que preside este post.

 

7/ Apostaremos por la marca personal de las personas que nos 
rodean. 
Sin ellos no somos nadie. Busca personas creativas y dales luz. Y si trabajan para ti, muestra interés por sus hobbies y que lo muestren en las redes.

Una empresa son las personas llenas de vida que la pueblan.

Como la competencia no existe, estamos de enhorabuena, no nos tenemos que preocupar de que se “lleven nuestro queso”, no somos nadie sin todos.

 

marca personal creativa

 

 

8/ Y, lo más importante, la creatividad no nace en un despacho de 8 a 15h. La creatividad es un estado que hay que practicar cada día, en tu vida cotidiana.

 

Yo, por ejemplo, voy a probar ahora con el desayuno, a ver qué tal se me da aplicarla ahí… 🙂

 

 

Muchas, muchas gracias por leerme.

Feliz jueves, queridos 🙂

Deja un comentario