Siento rabia
18 agosto, 2015
Poesía entre mis piedras y entre mi boca.
22 agosto, 2015

Animal hembra en las nubes

…Pues eso,

que en esta carne, era un animal de tierra.

Silenciosa,

la piel y yo.

Tranquilos minutos que crecieron hasta ser años; llegando incluso a galopar sobre mi cuerpo de realidad gastada. Porque mi realidad, a veces, la he derrochado. Así he reciclado cada día. Cuando no veo salida, la pinto. Como Alicia pintaba puertas en el país de las maravillas.

Y llegué adoptada. Abrazada por tu cuerpo de pecho grande. Con ese hueco en el que me cobijo cuando llueve. Dentro y fuera.

Pero la tierra no me creció en la raíz y tuve que irme. Lejos para mirar.

Sólo un poquito fuera.

Hasta volver ,

de nuevo al hueco de tus hombros.

Al calor de tus pies,

al segundo perdido entre la ausencia y el todo. La risa y el lamento.

Y te creí,

cuando llorando abriste tu pecho y sacaste un corazón en carne viva.

Tiene frío, amor,

y tu amor

(mi amor),

lo calentó…

 

 

…………..

buenos días, queridos habitantes del bosque.

Hoy, maleta en mano, amanezco sabrosona, relamiendo recuerdos y presentes que serán futuro inmediato.

Hoy comienzo a recoger, de cada persona que me cruce en el camino, lo mejor de ellas; lo peor, para las paredes que necesiten relleno 🙂

Y pienso cruzarme con mucha, mucha gente.

Hoy me espera una gran amiga, Marina, a la que adoro y necesito vivir. Una mujer que me enseñó que la generosidad nace, crece y se desarrolla hasta límites insospechados para otros. Me felicito por disfrutarla.

De la mano, mi vikinga pequeña, que dice que cómo puede la gente estar tantas horas en el avión sin utilizar el móvil (Yolanda, esto no te puede pasar a ti…).

 

 

 

Deja un comentario