poemadelunes: esperarte debería ser pecado.
1 Febrero, 2016
Carne para desayunar :)
4 Febrero, 2016

Cuando mi vikinga pequeña tenía 4 años, iba mirando siempre hacia arriba, buscando edificios diferentes.

Me decía: me encanta ese, mamá (y casi siempre coincidía con los que a nadie le parecían hermosos).

En las conferencias que he impartido sobre educación en valores (bueno, y en cualquiera, que es un tema en el que hay que influir) insisto en que

todos somos creativos por naturaleza pero el sistema nos amputa esta capacidad de crear cuando la norma no corresponde a lo que algunos decidimos hacer.

Que digo yo que por qué es tan importante no salirse del círculo al pintar si a mí siempre me gustaron los círculos con rayos… 🙂

El papel de los padres es fundamental. No es que vayamos por ahí diciendo: qué artista es mi hija, o mi hijo es que es súper creativo, no. Es que detectemos sus pasiones y en lugar de reforzarles las matemáticas que es lo que tienen más flojo, lo hagamos con la música si es que ahí sobresalen. De esta forma criaremos hijos, además de apasionados, con herramientas para desarrollar su creatividad.

Además, ahora, que por fin la creatividad es un talento codiciado en las empresas tal y como Marta Grañó nos explica tan bien en su artículo, estamos aportando un valor extra a la sociedad.

 

Agradezco a mis padres que lo hicieran tan bien, y a mi madre que me dejara hacerme un vestido con sus cortinas de la boda 🙂  pero, sobre todo, que nunca me llamaran rara, aunque tuvieran motivos si volvemos al punto del principio, a salirse de la norma.

Es cuestión de poner el foco. Yo tardo menos en hacer un poema que en interpretar esa carta de hacienda que no me dice nada bonito (que no entiendo por qué no le ponen un final hermoso como: sabemos que esto no es agradable pero estamos aquí para ayudarte (aunque no sea verdad).

  La creatividad es hacer lo mismo pero de otra manera y siempre, buscando la belleza y, añado, en mi caso, intentando construir un mundo más justo.

 

 

****************

Buenos días, queridos.

Precioso martes que hoy se despierta antes que yo (vamos, que tengo sueño, jeje).

Hoy nos tocan mil cosas y viajar durante el día pero, sobre todo, disfrutar de cada presente que me traiga la jornada.

Ah, y lentejas, que ayer no las pude hacer.

Que tengáis una preciosa mañana y que busquéis muchos motivos para ser feliz.

 

2 Comments

  1. Virtudes Torres dice:

    He llegado aquí por casualidad y, me ha encantado esta manera de ver la vida que tienes.
    Yo, bastante mayor que tú disfruto también con las ocurrencias de mis pequeños nietos.Ya lo hice con mis hijos en su momento, ayudándolos en todo cuanto pude. Estoy muy orgullosa de ellos.
    Un abrazo.

    • yolanda dice:

      Bienvenida, Virtudes, gracias por entrar y por dejar tu comentario y, por supuesto, gracias por el tiempo que has invertido leyéndome.
      Tus palabras son preciosas.

      Un abrazo inmenso, me alegra haberte traído el recuerdo de tus nietos.

Deja un comentario