yolanda saenz de tejada
poemadelunes: la siesta de mi vida…
15 junio, 2015
yolanda saenz de tejada portada
Tampoco fue una noche loca…
17 junio, 2015

diario de una bruja…

fotografía: jesús ochando

Estoy escribiendo.

Sintiendo.

Creciendo.

Llevo así toda la tarde. Las horas se pasean como vírgenes por delante de mis narices, sin dejarme tocarlas. A veces cursis, como una niña con lazos en el vestido que me hace burla cuando la miro.

Alterno, enfermiza, de la prosa al verso; devorando angustias o reciclando alegrías. Con el eterno dilema de saber si lo que escribo es inteligible o no. Cierto o falso. Recuerdos o invención…

Qué más da dónde esté la realidad. La frontera la pone el corazón.

Sí sé dónde está la inteligencia. Me lo enseñó Luis Alberto de Cuenca: la inteligencia está en el espejo del cuarto de la amada, me escribió un día.

 

Y sigo estallando; sentada en esta mesa verde que rescaté de un contenedor. Me conquistaron sus patas sencillas de colegio. Paré el coche y la cargué. Llegue a casa como el que trae un tesoro, aunque nadie lo viera brillar. Y la pinté. Ahora, preciosa, soporta todo la pasión de mis manos. A veces parece que me habla. Escribe, Yolanda, escribe 

Y pienso,

por ejemplo, en ti.

 

En el día que descubrí que cada vez que te acercabas llovía en mi cuerpo. Y yo nunca tenía un paraguas a mano. Lluvia en el norte del corazón, ese lugar que tu veías desierto.

Han pasado dos años.

Y sigue

lloviendo.

 

 

 

Buenos martes, queridos habitantes del bosque.

Hoy me he levantado pensando en lo fascinante que es poder escribir lo que sientes. Todos deberíamos hacerlo, lo digo siempre en los cursos. Un blog es una necesidad porque hace que nos expresemos pero, sobre todo, porque nos ayuda a ejercer la forma escrita, a cuidarla, a dar lo mejor de nosotros a través de las palabras.

Y, pensando, pensando, me ha entrado un hambre atroz, jeje.

Para almorzar les hago a las vikingas huevos con patatas. Que ayer, la pastora de la aldea, me vendió unos recién cogidos y eso no tiene precio!! Si le sumamos las cerezas que cogimos de la huerta de Benito, en plena Sierra, el menú no puede ser más exquisito.

Así que hoy es martesdeponersemorado.

ea…

que seáis felices, amigos. Y que yo lo disfrute cada día.

2 Comments

  1. Estrella dice:

    Me ha llamado la atención tu manera de presentarte, Diario de una bruja” me encanta!!.
    Cuando te he leído, he percibido que escribes desde la sencillez, saboreando lo cotidiano y una dosis de rascarte el Alma.

    • yolanda dice:

      Buenos días, Estrella y muchas gracias por acercarte a este palaciodepapel. Bueno, es que “resdesocialmente” se me conoce como bruja, así me llaman desde niña :). Gracias por disfrutarlo y sí, soy una adicta al presente continuo y educada en el agradecimiento con lo que digamos qué, diariamente, me dedico a sentir.
      Siento, luego existo…
      Un abrazo enorme y bienvenida, espero seguir estando a la altura de tus ojos para leerme cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *