LLámame tuya…
5 agosto, 2015
Cazando lo que me da la gana…
7 agosto, 2015

El juicio cero te acerca a la felicidad

“El juicio cero te acerca a la felicidad” (Isabel Tovar).

 El curso que hice en La Rábida de neurociencia aplicada a la empresa (que es todo en mi caso, porque mi empresa soy yo y todo lo que me rodea, incluidas mis lentejas, poemas, vikingas, conferencias y hasta la moto), fue fascinante.

 Isabel Tovar, una de las ponentes, me encantó porque me hizo pensar mucho y sentirme muy bien, ya que sus caminos y los míos parece que tienen las mismas piedras (o la ausencia de ellas). Y es un gustazo ver que compartes ideas con alguien tan grande.

 Hubo una frase suya que la recuerdo cada vez que tengo delante a alguien que, en nombre de “queyosoyasí”, te está jodiendo.

 Pero sí, en el mundo están los que “son así” y los que aguantamos a los que “son así”. Con lo que yo, hace ya tiempo, decidí que no. Que cuando se pongan en escena, me voy y los dejo al amparo de su contenido tóxico y de los que se quieran quedar a escucharlos (ver que Isabel recomendaba lo mismo, me sentó como un trozo de chocolate con naranja después de almorzar).

Ojo, que estas personas pueden ser tu familia, amigos o compañeros de trabajo, con lo que, en caso de que no te puedas ir, has de entrenar el cerebro para que no te hagan daño. Ohhhhh…ya sé que no es fácil pero más difícil es vivir un desamor y todos lo hemos conseguido 🙂 .

 Pero… ¡Tachan! en su favor tengo que decir que hace mucho tiempo que trabajo el no juzgar. La experiencia me ha enseñado que siempre que alguien tiene un comportamiento negativo, es porque está mal y es su forma de protestar. Así que me alejo pero no lo juzgo (y a las malas, si hay que decirle cuatro cosas, se le dice y te vas mejor, claro).

Este combinado explosivo me está sentando tan bien…

No tengo por qué aguantarte + pero no te juzgo.

 ole…

lo voy a llamar:

cubalibre de libertad.

 

 ……………

Buenos días, queridos habitantes del bosque.

Este jueves se ha despertado muy travieso, desde las 6 me está tirando de los rizos.

Así que un poco de deporte con música cañera y hoy, para celebrarme, me voy a comer una tostada de jamón, que quiero que la vida meconsienta y si empiezo yo, funciona mejor.

 Feliz “hornada”, amigos,  y a reventar de alegría el día, que se nos da muy bien.

2 Comments

  1. Estrella dice:

    Que la vida sonría a todas las personas tóxicas… Así, las demás tendremos menos riesgo de contagio…digo yo”.

    • yolanda dice:

      Qué bueno, Estrella, me encanta tu reflexión… muchas gracias. Sí, tendría que ser así, quizás al sonreírles cambiarían. Un abrazo enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *