Dame galletas…
13 Enero, 2016
Mantequilla o nostalgia…?
16 Enero, 2016

El tiempo entre heridas…

Recuerdo un día en la pescadería de Mercadona (sí, disculpen las otras marcas pero es que este supermercado me encanta y si consiguen traer más productos sanos como la quinoa que tienen ya a la venta, conseguirán seducirme del todo).

Bueno, pues ahí, en la pescadería, con mi nota en mano justo cuando me toca, va y me dice el pescadero: siempre vas rápido, mirando la lista y organizada y es que claro, el tiempo es oro…

Y yo, que acababa de leer uno de esos artículos de Sampedro que nos enloquecen a todos y nos hacen ir por la vida de otra manera, le contesto toda mística: no, el tiempo no es oro, el tiempo es vida.

Escena: pescadero flipado (cada vez que me ve, me dice que no se le olvidará jamás), yo, que me doy cuenta de que no es el lugar para hablar así, y el resto de la gente mirándome como si yo fuera “rara” (sabiendo que lo soy, claro). Total que no pude por menos que sonreír y pedir mi pescado toda digna. Menos mal que no iba una de las vikingas porque si  no, me cae la bronca…

Así que he rescatado una frase de uno de mis libros para la fotografía que encabeza el post y le he dicho a la peque que me la monte, que a ella se le da genial toda la tecnología elegante.

Queridos amigos, el tiempo no es para fundirlo. No. Ni para que pase rápido delante de nuestro corazón o de nuestros ojos. El tiempo es para que nos detengamos a verlo pasar, lo disfrutemos y nos quitemos tantas neuras como nos empañan la vida y después, ya guapos, lo cojamos del brazo y le digamos: querido tiempo, salgamos a pasear por el jardín…

 

 

Feliz jueves, queridos, que esta mañana os llene de alegría y de tiempo del bueno 🙂

2 Comments

  1. Estrella dice:

    Uff…se te mete en los poros.
    Voy ha tardar mucho en hacerme un peelin.
    Besos Jefa vikinga

  2. joaquin cordero rodriguez dice:

    Savias palabras, el tiempo no se quema disfrutandolo, pasa y pasa.
    Buenas madrugadas.

Deja un comentario