Venga hombre, no me acumules basura…
30 diciembre, 2015
poemadelunes: siempre apareces entre el fuego.
4 enero, 2016

La mujer, siempre detrás…

Cada vez que voy al Hospital, al mercado, asisto a las reuniones de padres y madres (¿por qué se llaman así si solo van las últimas?) o, como hoy, pienso en la cantidad de cosas que tengo que hacer para la cena de Fin de Año porque lo he dejado para el último momento (sí, ese momento favorito de muchos de nosotros…), observo que cada vez que alguien enferma, necesita apoyo escolar o la familia celebra algo, hay una gran mujer que hace posible la belleza, la unión y la verdad (sí, chicos, también sé que hay excepciones de hombres maravillosos pero mi post de hoy va por la mayoría y me temo que no sois vosotros 🙂 ).

Así que después de interrogar a amigas, vecinas, clientas, trabajadoras de Mercadona y directivas, quiero dedicar mi entrada de hoy a todas esas mujeres que ahora estarán embarradas preparando la cena de esta noche que será estupenda.

Las que me estéis leyendo, os abrazo con delantal incluido porque sois cojonudas y porque hacéis posible, además, que el Fin de Año sea un regalo para todos (pero si os cansáis algún día, decidlo y, sobre todo, delegad, que en nombre del amor familiar no podemos terminar destrozadas y no disfrutar como lo hacen todos, que lo de super woman no va con nosotras. Que eso es un timo).

Y para vosotros, hombres que me leéis, si tenéis a alguna madre, mujer, amante, novia, hermana, cuñada o amiga que haga posible que esta noche lo paséis pipa sin untaros o muy poquito, abrazadla y agradecedle hasta la saciedad su esfuerzo.

Hacedle un regalo especial solo para ella.

Las mujeres agradecemos mucho eso del “salario emocional”.

Yo lo llamo justicia emocional, que conste.

 

Esta noche amad por encima de todas las cosas a las mujeres que construyen este día, queridos habitantes del bosque.

 

Feliz fin de año pero, sobre todo, feliz comienzo del que viene.

(me estoy acordando que no he comprado las uvas… glups…)

Deja un comentario