poemadelunes: Tú no sabes amar.
19 Septiembre, 2016
Diario Jaén. Entrevista sobre mujer y liderazgo
21 Septiembre, 2016

Las redes sociales y el abrazo de la rana convertida en príncipe.

Las redes sociales son, sobre todo, lo segundo.

Dentro de ellas hemos de comportarnos exactamente igual que fuera pero controlando las faltas de ortografía y alguna norma más. De la misma forma que no vamos en ropa interior por la calle.

Si asistimos a un evento y nos gusta como ha hablado esa persona o como actúa, lo más hermoso es acercarte y decirle lo bien que lo ha hecho, o lo que ha influido en ti. Por supuesto que lo practico, incluso si el camarero es amable o la señora que está sentada a mi lado es elegante, se lo digo. Disfruto diciendo lo hermoso que veo. Pero lo más grande es que conmigo lo hacéis continuamente y me siento muy, muy feliz.

Personalmente, recibo mensajes de personas que me leen diariamente, que mis libros les ayudan, que me siguen, que se apuntan a mis cursos y los disfrutan.

Ese es el motivo fundamental que alimenta, cada día, mis ganas de seguir creciendo: poder ofrecer siempre algo nuevo; compartir con vosotros el maravilloso camino del aprendizaje que nos hace crecer juntos.

 

Hace ya mucho tiempo (desde los diez años aproximadamente 🙂 ) descubrí que lo mío era trabajar en equipo, aunque viva medio aislada y en mi mundo particular la mayoría del tiempo. Crear proyectos en equipo es soñar en voz alta con alguien. Jugar a los clicks de playmobil juntos.

Para esto, las redes son fantásticas. Es como pescar ilusiones. Ves a alguien que te engancha, que te llena, que te dice algo más que los demás y, sencillamente se lo dices.

Le mandas un mensaje y, si tenéis tesoros que entregaros mutuamente, quedáis para veros (lo más parecido a ligar pero profesionalmente :). Es la ley de la atracción y tiene mucho que ver.).

Eso sí, no toques la puerta para pedir porque entonces no funciona.

Esta semana tengo dos encuentros con mujeres maravillosas a las que conozco así.

La primera, ayer, que iluminó mi día y pude por fin abrazar. Alejandra Mckelligan, experta en personas y muchas más cosas que disfruté las primeras horas de su llegada, cerca de las 13h,  mientras nos comíamos una manzana sentadas en el porche de palacio.

Fueron 5 horas intensas, maravillosas y mágicas (no solo porque ella lo sea, que lo es hasta reventar,  sino porque las mujeres saltamos de nuestra vida privada a montar una empresa en cuestión de 0,1segundo) y nos apasionan las aventuras con otra dama que esté cortada por nuestro mismo patrón.

Después, almorzamos berenjenas rellenas que cociné y aliñé con mucho amor, y un vino de Toro espectacular (me encanta poner la mesa linda para recibir a una amiga).

img_6164

Devoramos el postre que ella había traído y nos bebimos el té de Bergamota que había buscado para mí (eso es amor).

¿Resumen?: una amiga nueva (maravillosa), un día apasionante y un proyecto juntas. Benditas redes sociales que te acercan si eres sincero y tocas la puerta de las personas con el corazón (ofreciendo, sobre todo).

En marzo, esta señora y yo, nos vamos a México 🙂

 

 

¡¡¡Feliz miércoles!!!!

Me voy a nadar para volver con energía y disfrutar la mañana. Tengo hoy una sensación de ligereza ¡¡increíble!!! me encanta…

Que disfrutéis el amanecer 🙂

 

 

Deja un comentario