gracias, mamá, por la sonrisa y el botellín…
4 Agosto, 2015
El juicio cero te acerca a la felicidad
6 Agosto, 2015

LLámame tuya…

Todavía nos hablamos como adolescentes que rastrean las palabras entre los libros de sexto.

Aún esperamos la pregunta exacta y no sabemos medir el tiempo del teléfono.

Todavía no.

 

También tenemos miedo de quedarnos sin el verbo exacto, ése apéndice de lengua que interesa al otro. El que lo vapulea y le clava las espinas de la curiosidad,

del enamoramiento virgen.

Niño.

Niña.

 

Entre los cables invisibles

te oigo suspirar,

hombre.

Agónico,

gozando mi voz

que te cuenta proyectos

preñados de presente

en los que tú

te mueres

por vivir.

 

Y mientras la carne espera, nuestros dedos no.

Ellos teclean miles de verdades que se harán realidad.

 

Aunque tú, a veces, creas que son mentira.

 

 

 

 

…………..

Feliz miércoles, queridos amigos, me parece que hoy tengo nombre de sábana  y sueño de piedras 🙂

Que la mañana os sea infinitamente hermosa y que no os abandone la sonrisa.

A vivir, que es lo nuestro…

 

2 Comments

  1. joaquin cordero rodriguez dice:

    Como siempre bonitas palabras y dedos juguetones, nada a disfrutar del verano y en Palermo, Catania, Siracusa, Trapani, Erice y sobre todo en Taormina con su anfiteatro Griego y buenos paseos por sus calles, algunas muy bellas. Sicilia enterita esperando ver al Padrino Corleone……..

Deja un comentario