Una máxima que debería ser una mínima (o alpiste para las nubes).
1 Septiembre, 2015
mi Gloria no es la tuya.
5 Septiembre, 2015

los pájaros de mi cerebro

Todavía nos hablamos como adolescentes que rastrean las palabras entre los libros de sexto.

Aún esperamos la pregunta exacta y no sabemos medir el tiempo del teléfono.

Todavía no.

 

También tenemos miedo de quedarnos sin el verbo exacto, ése apéndice de lengua que interesa al otro. El que lo vapulea y le clava las espinas de la curiosidad,

del enamoramiento virgen.

Niño.

Niña.

 

Entre los cables invisibles

te oigo suspirar,

hombre.

Agónico,

gozando mi voz

que te cuenta proyectos

preñados de presente

en los que tú

te mueres

por vivir.

 

Y mientras la carne espera, nuestros dedos no.

Ellos teclean miles de verdades que se harán realidad.

 

Aunque a veces tú creas que son mentira.

 

(yolandadeunmiércolesromántico)

 

 

****************

feliz día, queridos amigos, feliz mañana que nos regala la vida.

Para los que estéis recién incorporados al trabajo: enhorabuena, tenéis mucho que construir, jeje.

Hoy estoy inmersa en un proyecto tan, tan bonito, que me tiene enamorada… es fantástico materializar sueños. Es pura brujería 🙂

A por esta “hornada” que seguro que el día os quiere mucho.

 

 

 

2 Comments

  1. joaquin cordero rodriguez dice:

    En principio proyectar, si tenemos “suerte” construirlo. Bellas palabras y la mejor “preñados de presente” (para mi). Esperando ver sus nuevos proyectos…., y poder aplaudirlos.

Deja un comentario