PALESTINA navidades del 2008. Plataforma de mujeres artistas contra la violencia de género
5 octubre, 2009
misoraya
16 octubre, 2009

megustaheredar

En mi casa somos siete hermanos (los siete magníficos, como dice mi padre).

También dice
(mi padre)
que las tres chicas
somos
perlas.

Yo,
soy la negra.
(Nunca supe si
esto es bueno o
no).

Con siete hermanos vives más y más rápido. Eres más malo y más listo. Lloras menos (porque mientras lloras, te quitan los lápices y los caramelos, así que ya puedes ir ahorrando en mocos…) y sobre todo, te ríes más.

Y,
lo más hermoso
es que,
además de no tener
nada tuyo,
la gente te
regala muchas
cosas.

Es decir: heredas…

Y sobre esto quería yo hablar hoy, de heredar ropa, zapatos, juguetes, bicicletas…

Mis hijas heredan y espero que las hijas de mis hijas hereden también. Mis hermanos y mis primos (esos que ganan una pasta) heredan de mis hijas y yo de las suyas.
Es algo que se vuelve adictivo en tu vida.
Heredar es mágico, es darle de nuevo vida a lo que ya no usa otro, es guardar el dinero para gastarlo en algo más necesario (o darlo a una ong, un buen motivo).

Heredar es, para los que hemos sido tantos en una casa, una fiesta. Abrir una bolsa que te acaba de llegar de ropa, es abrir un soplo de vida nueva…

Ojala,
me repito,
las hijas de mis
hijas hereden.

Será señal de
que no tenemos
nada nuestro,
sólo la capacidad
de dar.

yolandaquehereda

3 Comments

  1. Carlos Alvarez dice:

    Hola Yolanda, como siempre das en el clavo con tu conclusión "no tenemos nada nuestro, sólo la capacidad de dar".

    No sé porqué, esto me trae a la mente una cita de Schiller, el poeta alemán. Dice más o menos esto: "Aquello que hemos percibido como belleza, algún día lo encontraremos como verdad".

    He intentado encontrar la cita exacta, sin éxito. A lo mejor alguien del blog está más versado que yo en Schiller. En todo caso, se non é vero, é ben trovato.

    Te felicito, continúa siendo así.
    Besos y abrazos desde Madrid.
    Carlos

  2. J.Carlos dice:

    Hola, acabo de descubrir tu espacio por casulidad, benditas casualidades; y me encantado tu optimismo, tu sinceridad y tu modo de ver las cosas.
    También he tenido la oportunidad de leer algunos de tus poemas, y me ha gustado esa combinación de fuerza y sensibilidad que he visto en ellos.
    Referenta a lo que comentas en esta entrada, realmente deberíamos ser dueños de las cosas cuando las necesitamos, después deberían pasar a otrso que las pudieran necesitar en su momento; tendemos a acumular, creemos que nos hace más felices, pero al final no lo somos porqué deseamos tener mucho más.
    Un placer encontrarte y visitarte; con tu permiso, seguiré visitándote.
    Saludos

  3. blog1 dice:

    Carlos: gracias miles por entrar y opinar. Nos enriqueces con tus comentarios y a mí personalmente me encanta que disfrutes con mis textos.
    Juan Carlos: que bien que te hayas perdido en este palaciodepapel… gracias por disfrutar de él. Me ha gustado esto de que realmente deberíamos de ser dueños de las cosas cuando las necesitamos.

Deja un comentario