mimundo
3 diciembre, 2009
MADRID 11 de diciembre. Presentación del libro de NOemí Trujillo
7 diciembre, 2009

mishijosnuevos

Hoy, uno puede tener los hijos que quiera…

Yo, por ejemplo, que tengo dos hijas, hay días en los que tengo hasta cinco.
Porque los hijos, para mí, no son de quien los pare, sino de quien los cría y les hace un hueco en sus entrañas.

Así pues, cuando traigo niños del centro de acogida,
son tan míos
como yo
(esa que a veces grita,
que a veces se viste de Prada
y otras de mercadillos,
esa que se bebe la mejor
botella de vino y
también el güisqui más
malo del imperio,
esa que…
son tantas como me
caben en los ovarios).

Tan míos
(los hijosnuevos de los que hablaba)
como yo quiera.

Bien, pues entonces:
¿Alguno de vosotros me puede decir (pero gritando por favor, que estoy tan indignada que no os oiría) por qué si con mis dos hijas (esas que me astillaron la médula al salir) todo el mundo quiere recibirme en su casa, es más, me insisten hasta que digo que sí y si digo que voy con una de mis hijasnuevas me ponen pegas y me dicen que no hay camas?

No escucho la respuesta.
Será que
mis lágrimas
no me dejan
oír.

yolandamuymuycabreada

9 Comments

  1. Voltios dice:

    con dos cojones y todo el derecho del mundo.

  2. virgi dice:

    Entre lo que cuentas de tus hijas y tu padre, me da que tu familia es una maravilla.
    Te felicito, besos
    (vengo del blog de Voltios)

  3. lo que cuenta es que tú los sientas tuyos y no hagas distinciones, si los demás no saben querer ellos se lo pierden.
    Me encanta el verso que dice que los hijos no son de quién los pare, un verso que me desgarra. Tú sigue con ese corazón tan grande. Tú sigue dando amor, porque entre otras cosas estás enseñando a amar a tus hijas y a compartir lo que tienen y a ser hermanas de alguien que no tiene su misma sangre. Y esa es una lección muy importante en la vida. Precioso poema.

  4. blog1 dice:

    voltios, gracias. La verdad es que sí, con todo el derecho que yo quiera darles, que es todo el del mundo como tú dices…
    Virgi: me encanta que vengas aquí. Gracias. Sí, mi familia es una médula espinal muy sólida para mí. Está a tu disposición cuando quieras.
    Noemí: tú sabes bien de lo qeu hablas tú y de lo que yo hablo. Y sabes muy bien que los hijos no son de quien los pare en muchas ocasiones… gracias

  5. Sonia dice:

    ay!
    Un besoabrazo, Yolanda.
    (Ellos se lo pierden)

  6. blog1 dice:

    Sonia: tú lo has dicho: ellos se lo pierden… mi niña es un ángel. Y no es fácil tener ángeles.

  7. Enar dice:

    Eres tan grande como tus versos, no todo el mundo puede desgarrarse por hijos ajenos como si fueran propios… a mí me da pánico querer más allá de lo que quiero a mis hijas, porque ya con dos, vivo a cada segundo con el alma desfigurado a medio camino entre la dicha que me dan y el eterno miedo a perderlas. Ojalá tuviera esa fuerza de voluntad que tú tienes, pero jamás le negaría mi casa a un niño, fuera de quien fuese, lo criará quien lo crie y lo haya pario quien haya tenido ocasión.

    Mil gracias por tu ofrecimiento, espero os guste cómo me está quedando, es algo más bien personal, muy a mi estilo y a mi gusto.

    Besoos, Eva Márquez

  8. Coincidimos en blog literatura.
    Generosidad al alcance de unos pocos.
    En ocasiones incluso los hijos biológicos son descuidados.
    ¿Te preocupa la actitud de los intransigentes que puedan sentirse incómodos?
    No mere la pena.
    Hasta pronto

  9. blog1 dice:

    Jose ignacio: lo que me preocupa es que los intrasigentes le hagan daño a los débiles. Ojala pudiéramos protegerlos a todos… gracias por tus comentarios tan profundos.

Deja un comentario