megustaheredar
12 Octubre, 2009
exposicióndelacasapintada oct 2009
17 Octubre, 2009

misoraya

No hay nada más terrible quemientras leemos una historia, sepamos que es verdad…
Hoy quiero contaros una, quizás para aguantarme las lágrimas o quizás para quedarme vacia y tener la capacidad de llenarme de nuevo.

Otro día que me rompo
para volverme a fabricar
un corazón que aguante (un
poquito) más
.

Soraya tiene
siete años
y dos coletas rizadas
que sonríen revoltosas
si las acaricias.
(En cada una vive
un lazo amarillo).

Soraya se sienta
en mi falda
y jugamos a
las muñecas.
—Que siempre son
felices—.

Y, cuando me mira,
la abrazo muy fuerte,
exprimiendo de sus
costillitas
un beso.
— Y , a veces,
una flor—.

Soraya no me ha
dicho que su padre
le pega.
Igual que a su hermana
y a su madre.
(A su hermano de ocho
años no,
el cabrón).

Ahora,
mientras escribo
este poema,
hace collares
con mis hijas.

Y ella
(abriendo el mundo)
me mira y
se levanta.
Entre sus manitas
trae una sonrisa
y un regalo:
me ha hecho
una pulsera
— deliciosa e irrompible—
para mi
astillado
corazón. yolandaqueojalapuedaestarconlosniños

4 Comments

  1. hermanamiga dice:

    He llorado leyendo tu relato, y he apretado los dientes pensando en todos esos niños indefensos que caen en manos de seres indeseables y cobardes, a los cuales desprecio con toda la fuerza de mi corazón.

    Todo mi apoyo y mi cariño para esa niñita preciosa, espero que la aparten para siempre de su maltratador.

    Un beso guapa y felicidades.

  2. Bueno, hoy ha llegado. Ha llegado la hora en que me pasee sin prisas por aquí. He leído el primer post y después los tres siguientes. Y luego he vuelto de nuevo al primero. Cómo sangra. Se siente manar. Y he vuelto a leer los tres siguientes. A mí me ha parecido una destilación muy personal, original, y me ha dejado un poco tocado. Vengo desde la poesía desde hace muchos años. Lo primero que mi diestra osó plasmar en un papel fue un poema. Desde entonces he conocido a muchos poetas, sobre todo de mis alrededores. Muchas plumas, muchas egolatrías de raza y carácter diferentes. Quizá por eso me ha sorprendido encontrar, tan cerca de Mágina, esta poesía. No es fácil encontrar algo así. Enhorabuena.

  3. blog1 dice:

    hermanaamiga… tus palabras no tienen comentario por mi parte. LLoramosjuntas.

    Manuel de este lugar cercano y tan hermoso… miles de millones de gracias por tus frases. Es un honor que hables así de mi poesía y que la disfrutes. Ojala siga gustándote.

  4. Alodia dice:

    Querida Yolanda, esta historia es una entre miles y miles que se repiten a diario. Tengo la fe y la esperanza de que poco a poco las mujeres tengamos más fuerza y seamos capaces de doblegar a nuestros verdugos. Un beso grande.

Deja un comentario