aire,aire,aire…
15 marzo, 2010
misemanasanta
25 marzo, 2010

ostalindalaniñagitana

Este poema saldrá en el libro nuevo que se publica en abril de poesía para luchar contra la violencia a la mujer y que he escrito con Noemí Trujillo.
Es una historia real, una lacra para nuestra sociedad…

A mi amiga Isabel, que lucha cada día
con sus manos y sus entrañas.

Ostalinda tiene
ocho años y
saca notables
en la escuela.
—Teoremas
hinchados de
ilusión.—

Vuelve a casa
corriendo
cada día
y entra a borbotones
en la estancia
(así, como acunando
con sus rizos
el aire de la
atmósfera).

Después de comer,
ayuda a
sus hermanos
a descargar la
furgoneta
del mercado
—que cada día
va peor—.

Ostalinda tiene el
pelo negro
y los ojos
ensortijados.
Y asoma entre
su piel
—de golosinas
y café con leche—
un brillo de
jardín de infancia.
(Las niñas gitanas
también quieren
ser princesas.)

Y cada noche
—a escondidas—
enciende sus
ojos
para abrir un libro
de viajes
(sueña con ser
azafata.)

Si su padre
la descubre
le gritará colérico:
Las gitanas
no estudian…

Al cumplir
los dieciséis
la obligarán
a dejar la escuela.
—Teoremas
hinchados de lágrimas.—

Ojalá mi amiga
Isabel (esa gitana
moderna)
pudiera
cincelarle a su
padre en las
venas
—a fuego hirviendo
pero no lento—
que se puede
hacer
sin dejar
de
ser.

yolandaquegritafuerte

3 Comments

  1. josefina dice:

    Precioso poema, pensamos que la igualdad esta establecida en nuestra sociedad, pero falta mucho.
    Un abrazo

  2. vaiven dice:

    peazo de frase:

    que se puede
    hacer
    sin dejar
    de
    ser.

    ahí van otras dos más de las que voy recolectando:

    no es bueno convertirse
    en lo que se tiene

    La Mala Rodriguez)

    que te quedes con lo que buscas
    y no con lo que encuentres

    Lucía Plaza Díaz

    Estoy deseando que ese libro de poemas salga a la luz¡¡¡

    un beso

  3. Voltios dice:

    exacto, se puede hacer sin dejar de ser, no lo puedes decir mejor yolan.

Deja un comentario