Tu boca, el cable de mi teléfono…
20 Octubre, 2016
7 noviembre. El Bonillo (Albacete). Taller de poesía cotidiana para jóvenes en el instituto.
30 Octubre, 2016

Poemadelunes: me pesa el corazón (ha engordado).

(Con este poema, incluido en “El Per-verso libro de las carencias del alma”, el precioso libro joya que escribí con Juan Carlos Cubeiro, empezaré la conferencia que imparto hoy sobre diversidad y valores para La Cruz Roja).

 

Cuando era joven, vendí las acciones de mi empresa y compré mi vida.

 

En mi ordenador,

es decir,

en mi mesa de

trabajo,

hay un montón

de chatarra emocional:

un plato con restos

de la manzana que

me comí a

media mañana,

una botella de

agua de diseño

que me traje de

un restaurante

(incluida la vergüenza

de mi hermana)

y un globo

que de vez

en cuando

inflo con tus

besos

(con lengua,

por favor).

 

También vive

una bota diminuta

de mi hija

que me sirve de

lapicero y

una muñeca

parida con

chapas de

cerveza.

 

En la mesa

donde me inspiro

hay de todo,

como en mi

corazón,

que está plagado

de rubíes

destrozados y

nuevos,

de abrazos hasta

doler

de fuertes y

bellas cartas

de amor

de desconocidos.

 

Por eso,

para sobrevivir

fuera de

él

(de mi corazón)

necesito tan

poco,

porque todo

lo llevo

dentro.

 

 

 

******

feliz lunes, queridos, feliz día del beso.

Este poema es muy importante para mí.

Define un cambio en mi vida, en un momento determinado, cuando decidí que iba a perseguir las cosas que realmente me hacían feliz.

Hoy, por ejemplo, voy a hacer una de ellas: dar una conferencia para el gremio de la hostelería en Jaén, en un encuentro llamado “Sin denominación de origen” como resumen de la idea principal:

El talento no está en el origen sino en la persona.

Las empresas humanistas serán las que avancen, las que crezcan, las que sobresalgan…

Que tengáis un precioso día, queridos amigos, desde aquí os abrazo hasta doler.

Deja un comentario