poemadelunes desde el recuerdo a olvido…
13 julio, 2015
El lenguaje de las cabras.
21 julio, 2015

poemadelunes: Necesito contarme…

Necesito contarme

lo que te amo y

toda la saliva

que me nace

al pensarte.

Necesito

escribirme

todas las uñas

y los tacones

que me afilo

para ti,

mientras

me pruebo

vestidos,

como una adolescente

antes de su primer

amanecer.

 

Necesito

tatuarme

la primera noche

que fabricamos

amor y deseo

(o al revés);

tu vergüenza y

mi primavera,

tu no saber

cómo celebrarme y

tu maldecirte

por atreverte

a acostarte

con una mujer

como yo

(mientras

me reía y te

comía la boca).

 

Necesito

contarme

todo esto

por si algún

día no lo recuerdo,

mi amor,

por si la memoria

me traiciona y

tú no estás

a mi lado.

 

Que pueda

venir a

leernos.

 

 

 

 

 

………….

Buenos lunes, queridos amigos.

Buenos, preciosos, llenos de energía y de piedras mágicas en el cerebro que me han dado la vida (madre mía, me temo que no va a haber lector que aguante a esta bruja renovada J ).

Vuelvo. No aún de la montaña, pero sí a este mundo que he llevado cada día para investigar y tener cosas nuevas que contaros.

He aprendido mucho, muchísimo (también he aprendido de mí, que esto es muy importante).

He estudiado capacidades nuevas (ya sabéis que no se aprende hasta que no se pone en práctica lo que te han enseñado) y he amoldado mi cuerpo a las rocas y a los animales.

Y, por supuesto, he agradecido a la montaña su acogida (Yolanda, controla que ya estás hablando raro…).

 

Mañana os cuento algo que espero os guste. Algo que he aprendido.

Os deseo el día del beso más sonoro de todo el año.

Esta bruja se va de ruta de tres horas subiendo piedras y abrazando laderas.

Y os quiero tela, queridos habitantes del bosque. Tela…

 

Feliz “hornada”.

2 Comments

  1. silvia dice:

    Hoy a sido amor, pasión y deseo. Me encanta. Y no hablas raro al decir que agradeces a las rocas y a la montaña como te han acogido, si no fuese por la naturaleza, qué sería de nosotros? Un abrazo de piel y sigue disfrutando.

    • yolanda dice:

      Sí, no hablo raro, llevas razón. Agradecer a la montaña y a la tierra tendríamos que hacerlo cada mañana.
      Gracias, querida Silvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *