Búscame todos los pecados de jueves
30 julio, 2015
Poemadelunes: pensarás que fue mentira…
3 agosto, 2015

Que alguien me invite…

la primera vez que viajé en AVE, lo hice en primera.

La editorial se estiró y me regaló esta historia que iba desde Barcelona hasta Córdoba y que os cuento hoy, un viernes de alegría

(tengo que reconocer que me faltaron horas de lo bien que me lo pasé, sola y gamberra).

 

Los asientos eran de cuero marrón y yo estaba absolutamente sola en el vagón.

Aún así, la azafata venía de vez en cuando.

Decidí cambiarme de sitio para ver la vida desde diferentes ángulos pero, sobre todo, para jugar a ser la dueña del tren (a mi edad, señores, confieso que sigo jugando).

 

A ella, a la azafata, le resultaba extraño, claro. Pero cuando ya iba por el tercer asiento, le conté que quería experimentar sobre si me inspiraba más un lugar que otro (lo de ser poeta es un chollo porque con el rollo de la inspiración, tienes siempre recursos y nadie te mira mal).

Llegué encantada. Comí, bebí (pedí un Somontano, lo recuerdo perfectamente), dormí, leí y, ahora que lo pienso, lo que menos hice fue escribir.

 

A los quince días tuve que hacer el trayecto de vuelta y la editorial me dijo que me volvería a sacar primera (como ha cambiado el cuento…).

Y, después de pensarlo seriamente (que a veces se me da bien), le dije que no.

 

Intenté encontrar una excusa verosímil pero terminé diciendo la verdad, aunque fuera menos creíble aún: No quería abusar de la sensación de poder que había experimentado; seguro que ahora el vagón no iría vacío y quería mantener en el paladar la fascinación de ese viaje. Lo extraordinario hay que espaciarlo para que siga siendo eso, extra, así que te lo cambio por el que hago dentro de un mes y medio, le contesté.

La editora se reía pero la hice pensar, seguro, porque a los dos días me envió un mensaje preguntándome: ¿me pido otro plato de este jamón que me ha flipado o me espero a otro día para que siga siendo especial..?

 

ea…

 

Sigo experimentando sobre los placeres humanos y fiel a este principio: lo que es extraordinario lo dosifico y lo vivo al cien (creo que ahora se llama mindfulness) para que me dure siempre.

 

(que alguien me invite a un Pintia, que hace mucho que no me lo bebo 🙂 ).

 

 

 

….

Buenos días, feliz viernes queridos amantes del mismo…

hoy terminamos el curso en La  UNIA de La Rábida con una clase fantástica sobre neurociencia  de Isabel Tovar(me flipa, me flipa, me flipa). Así que cuando la termine, he decidido que me voy a celebrar…

Fantástico fin de formación y os animo a todos a los cursos de verano de las universidades, son flipantes y el ambiente es extraordinari (y los precios).

Me vuelvo con amigos nuevos (eso siempre es un premio), mucho conocimiento que espero aplicar y un montón de ilusión para repartir a mansalva…

Que el día de hoy os sonría y ya sabéis: a vivir todo al cien, como hacen los niños con las nuevas experiencias.

 

 

 

4 Comments

  1. Maria Teresa Linares Peralta dice:

    Feliz viernes guapa!!!!!!!!

  2. Mentxu Navas dice:

    kerida yolanda, no sabes como te comprendo,en esta etapa k e decidido apostarlo todo por mi persona,es una sensación el saber k mañana por la noche tengo la kedada con las chicas me kedan unas risas ,cervecitas, miraditas…… Es una vez al mes ,pero creo eso es lo k lo hace especial!!!!

    • yolanda dice:

      Síiii… lo especial nunca llega, lo ponemos nosotros con nuestras ganas y alejándonos de las personas que no nos dejan crecer así que espero que te hayas divertido muchísimo con tus amigas, Carmen. Un abrazo de doler y gracias por compartirlo con nosotros.

Deja un comentario