poemadelunes: Derretimos
19 Octubre, 2015
¿Qué me inspira…? La profesión más antigua del mundo.
22 Octubre, 2015

Te cierro porque me da la gana (y porque así me abro…).

“Las historias abiertas hay que terminarlas para limpiar nuestro cerebro y nuestro corazón.”

Eso dice Carmen, una de las cuatro protagonistas de mi novela, Cada gota de tu vida.

 

portada_cada_gota_de_tu_vida

Y Carmen lleva razón, y eso que ella tiene motivos para quedarse abierta, atada a las algas que se le enredan entre las piernas. Pero ha descubierto que no es sano viajar cada día con todos los escombros de nuestro pasado.

 

Recuerdo perfectamente cuando escribí esta frase y le agradezco a Lorena (una maravillosa lectora), que me la haya enviado y subrayado.

Necesitamos cerrar historias, necesitamos cerrar historias, necesitamos cerrar historias…

¿Y qué son las historias….? Cualquier pensamiento que te ate a alguien o a algo; es decir, cualquier situación o persona que tenga poder sobre ti (una amiga con la que realmente no deseas estar porque te hace daño pero no te atreves a dejarla; tu madre, que jamás ve tu virtud y se empeña en hacerte pequeña; tu ex, que te hizo tanto daño que nunca lo vas a olvidar; tu pareja, que solo vives con ella porque o no tienes dinero o te da miedo vivir solo…).

Todo eso son historias abiertas, sangrantes, podridas y que nos hacen perder la vida a chorros.

Con la cantidad de personas que hay fuera de nosotros esperando a que les demos todo lo bueno que tenemos…

 

Hace mucho tiempo que trabajo en ello y puedo decir que una fórmula que me ha ayudado mucho es alejarme de esas personas y, desde la distancia, ver que no es que sean malas, no, es que a mí me hacen daño y no las quiero cerca. Alejarnos no es solo intentar no verlos sino decirles lo que te duele de ellos.

No es de valientes,

os lo aseguro,

es de coherentes.

 

Así que ¿qué tal si nos hacemos hoy una lista con historias que debemos cerrar para liberarnos…?

🙂

#vivalavida

 

 

**********

feliz martes, queridos amigos, feliz mañana que me ha despertado plena de energía.

Hoy nos toca soñar en alto y preparar el viaje de esta semana que estará lleno de inquietud de la buena, de la que huele a tormenta de flores.

Vamos a por este día que no sabe aún que lo vamos a estrujar para bebernos su mejor zumo…

¡¡feliz “hornada”!

 

 

 

 

4 Comments

  1. joaquin cordero rodriguez dice:

    Durante cierto tiempo me senti un “pequeño monstruo”, tengo la facultad del olvido casi inmediato de cualquier ser (menos mis Padres), el dolor cuando llegue, nunca el pasado.
    Hoy ya lo tengo asumido y en el fondo me siento bien, el ayer es una fecha lejana y el mañana un sueño fantastico.
    Gracias, gracias, gracias, todos los dias tus palabras-fuerza me ayudan a sonreir a la vida.

  2. pilar fuentes dice:

    recojo tu texto.. y como buen consejo sigo trabajando en ello….

Deja un comentario