Poemadelunes: jugamos hasta rompernos.
14 noviembre, 2016
Pellizco de ternura de un martes que te invita a volar.
15 noviembre, 2016

La sensación de hoy, un martes, a las 7 de la mañana, es de poder…

Uno no adquiere poder o éxito cuando los demás lo dicen sino cuando él mismo lo interpreta.

El poder no es tener cosas,  ni muchas personas a tu alrededor. El poder es solucionar “tus conflictos”, que pueden ser los de otros o los del mundo, incluso, pero que tú has decidido que sean tuyos (la separación de hermano, la muerte inminente de tu mejor amigo…).

Éxito = yo puedo.

El éxito no es un estado global sino el cúmulo de pequeños logros que cada día consigues y que depende de la tarea que hayas elegido (de sus plazos, de su complejidad…).

Por eso, a veces, te sientes súpermujermaravillosa o directivodenarices y otras veces una mierda; porque el éxito no es constante, aunque los que te rodean lo piensen, o aunque tu imagen lo sea porque la mayoría de las veces estás guay y feliz como una perdiz.

Así que todos somos exitosos de vez en cuando.

yolanda saenz de tejada

 

El poder es la antesala del éxito y hay que trabajarlo cada día porque no “podemos” con todo, incluso a veces, algunos días, algunas mañanas o tardes, con nada…

Así que hoy me siento poderosa, anoche tomé una decisión profesional muy interesante y a mi lado, como un niño pequeño, tengo a ese poder en estado de crecimiento. Espero que a lo largo del día vaya creciendo porque este camino tan costoso, con tantas horas invertidas en él y tantos fines de semana sentada frente al ordenador, es el único que me hace feliz y el único que me llevará a los pequeños estados de éxito.

Y que cada logro no es eterno sino con fecha de caducidad pero que cada uno de los procesos que comience, han de tener, en cada gesto cotidiano, la excelencia.

Bendita palabra que siempre tiene un denominador común: las personas.

 

 

*****************

 

Feliz martes, queridos amigos. Vosotros formáis parte de mis estados de éxito porque aportáis, cada mañana, la comunidad que comparte, crea y acompaña.

Gracias por vivir aquí y por leerme.

Deja un comentario