poemadelunes: meriéndame con azúcar, por favor.
11 enero, 2016
Entrevista en El País, suplemento de La Buena Vida. Enero 2015
12 enero, 2016

Yolanda, guarda la madera más nueva…

Fernando tendría 9 años, Carlos, unos 13 y yo, 11.

En Punta Umbría, en la casa que teníamos en la playa, montamos nuestro primer negocio familiar: ayudar a desenterrar los coches que no podían salir por querer aparcar tan cerca de la playa.

Teníamos un verdadero imperio de maderas adaptadas a diferentes necesidades y modelos (todoterreno, caravana, berlina…).

Confieso que si veíamos que un coche entraba en exceso, no lo avisábamos a él sino al resto de los socios: ¡Yolanda, prepara las maderas del grupo dos que este no sale de ahí!

No cobrábamos, claro, y el tipo seguro que fliparía cuando viera a tres mocosos en bañador diciéndole que no se preocupara, que ellos lo ayudarían y, como si todo estuviera preparado (jeje), nos poníamos a trabajar como verdaderos profesionales.

Siempre nos daban propina. Era el salario. La mayoría las invertíamos en algún otro negocio de invierno en la ciudad donde vivíamos, en Andújar. Y, Carlos y yo, en tebeos (canalla, que siempre me convencía y leíamos los de chicos en lugar de ese Lilí, que tanto me gustaba).

Por eso, cuando doy un curso para emprendedores, insisto en que el emprendimiento y la creatividad están unidos y son una actitud; una forma de ver la vida (no solo se emprende montando una empresa sino gestionando una familia, por ejemplo, o diseñando un viaje).

Emprender es utilizar todas las herramientas que conoces para saltar, para ser valiente, para convencerte de que puedes… Y la creatividad es la maga de la vida; la que hará que lo que tú construyes sea diferente a lo que ofrecen otros.

 

Utiliza ambos ingredientes cada día, en tus relaciones sociales y personales. Todos somos emprendedores.

 

 

Buenos días, queridos. Feliz martes que amanece con un montón de ideas nuevas para que las hagamos nuestras.

desde aqui, desde este rincón de aún la noche, os abrazo, sabiendo que siempre que amanezco, os encuentro…

 

Deja un comentario