Afinar aceitunas (o amarte, que es igual de complejo).

Besarte no fue lo mejor;

eso vino después,

cuando descubrí

que mis labios

se habían quedado

pegados

entre tus lunas

y tuve

que volver

a llamarte.

 

 

 

 

 

***********

Viernes de muchas, muchas ganas de devorar la vida, queridos.

Vamos a ello…

feliz “hornada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies