Poema de lunes: Comenzábamos a regar las alas de los ángeles….

Comenzábamos

a regar las alas

de los ángeles.

Las tenían caídas

y mustias;

en su mayoría

arrasadas por

tus palabras

puñales o

por mis ganas

de olvidarte.

 

Pero los ángeles,

desnudos y

bellos,

se apiadaron de

nuestras bocas

y nos recibieron

enamorados

ese 19 de febrero

(San tú).

 

Cuando sus plumas

comenzaban

a brotar de nuevo,

con esa ternura

que solo somos capaces

de fabricar nosotros,

trajiste a tu ejército

de monstruos

y de visionarios

salvajes.

Me apalearon

tus reproches

sin piedad,

ignorando

la tierra húmeda

que habíamos

conseguido.

Eliminando las semillas

y fabricando

de nuevo

desierto.

 

Mi amor,

cómo has podido

traerme

los demonios

en pleno crecimiento

de las alas de los

ángeles…

Cómo no has podido

ver su belleza y

mi agotamiento.

 

Como

no

mi

verdad.

 


En el amor, en la vida, en los negocios… siempre hay dos partes y cada uno, ve su verdad. A veces se nos olvida preguntar por la del otro. ¡Cuánto avanzaríamos si lo hiciésemos!

Que tengáis un bellísimo lunes. La poesía siempre hace que sea especial para mí.

Y este temacillo de Rosario Flores que lo pongo a estas horas en alto (si estáis solos en el despacho o en vuestra casa, hacedlo :)), me abraza.

“Qué bonito cuando me miras, ay, qué bonito cuando te siento…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies