Creo profundamente en la piel

(Fotografía: Jesús Zamora, en Canal Literatura)

 

Milazzo, Sicilia y esta mesa, que podría estar en cualquier lugar del mundo.

23,34h.

Un día intenso y un buen y abundante vino tinto siciliano para cenar.

Si quieres ser buena persona, tienes que juntarte con buenas personas.

Llevo días recordando esta frase que aprendí de Jose Luis Sampedro, cuando mis vikingas eran niñas. La convertí en una de mis máximas para aplicármela, entendiendo que tenía la obligación, como madre, de traer a casa a buenas personas para que se relacionaran con ellas (la verdad es que amando la cocina y teniendo buena materia prima y cariño, es más fácil que las personas buenas quieran venir a visitarte 🙂 ).

Creo profundamente en la condición humana. Es mi primer instinto animal, reptiliano, emocional…

Creo en ti para que tú creas en mí.

Eso funciona, os lo aseguro.

Carmelo, uno de los mejores cocineros sicilianos, nos acoge en su espacio. Marina, su nuera, y Antonio, su hijo, nos han dejado su casa, en la planta alta (Marina, esa mujer a la que no conocía y fui a Oxford hace tres años para hacerla piel porque me habían dicho que allí ayudaba a españoles y yo quise saber qué grandeza tenía…).

Y fue conocernos y quedarnos instaladas una en el corazón de la otra.

Ahora se va a vivir a Lima. Fantástico saber que tengo casa y ternura allí.

Cada noche, bajo una parra, Carmelo cocina para nosotros. Exquisiteces. Nunca he tenido mayor lujo al alcance porque, además, mucho de los productos que utiliza son de su huerta.

Cada noche, Carmelo y su familia nos acogen para enseñarnos la lección que siempre se nos olvida pero que yo prometo trabajar cada día:

si esto lo hacen contigo, has de hacerlo tú con los demás.

Creo profundamente en las personas. Desde niña solo recibo motivos para ello.

Y de Sicilia no me llevaré solamente la belleza de la tierra, no. Ni siquiera la de su cocina. Me llevaré la grandeza de esta gente que nos ha dado todo lo que tenía.

Eso vale un imperio.

 

 

 

 

******************

Buenos días, queridos amigos, feliz martes que aún sabe a Caponata.

Es el último día que disfrutamos aquí y hoy nos toca volcán en erupción. Nunca mejor metáfora para el corazón de esta bruja tan en fuego siempre.

Que os abrace este día que amanece con mucha, muchas ganas de ser grande.

Feliz “hornada”, queridos míos.

Yo sigo con Marina y Antonio 🙂

2 Comments

  1. Eduardo Moreno dice:

    “La piel es lo más profundo del hombre” (Verlaine)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar todas
Rechazar
Configuración de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar
Configuración de cookies
Rechazar