poema de lunes: culpable, soy culpable…

yolanda saenz de tejada

A estas alturas

de mis huesos,

me duelen

las costillas

de tanto cargar

con la huída

de los que amé.

 

Culpable,

soy culpable.

Por eso

mis amigos

me abandonan…

 

Culpable

de amar

sin pedir perdón y

de abrazar,

con todas

mis fuerzas,

sin medir

las explosiones

de calor.

 

Culpable,

-también-

de abrir los ojos

para cerrar las manos

y estrujar con ellas,

hasta sangrar,

los momentos

infames que sufrimos

juntos.

 

Culpable,

-como no-

de no calcular

mi emoción

ni mi risa,

abriendo

mi alma

como una imbécil

sin prisa.

 

Y culpable

de traición

a mi propio lomo

de mujer arco,

que tensa

sus venas

en cada batalla

perdida.

En cada desprecio

ajeno.

 

Y ahora,

amigos

que aún roéis

mis sobras

de amor,

lo siento,

recojo la

mesa

y

el

corazón.

 


Hubo momentos en los que pensé que era injusto que tú solo hicieras las cosas para ayudar y que esa persona te lo echara en cara. Momentos en los que también pensé que daba demasiado.

Luego entendí que no puedes ayudar a quien no necesita o quiere tu ayuda y, por supuesto, que nunca se da demasiado. Se da y punto.

Este poema me ayudó a entenderlo. Tiene algunos años (como yo :)). Estoy releyéndome para que en el nuevo libro que publico en febrero, me encontréis entera.

Estupendo lunes tengáis. Feliz #LunesDePoesia

“Y ahí te encontré, un héroe de otoño. Un soñador entre los locos…”.

Diciembre. Este precioso tema de Depedro y Vetusta Morla me ha hecho sentirme muy feliz esta mañana de invierno.

Que os llegue este poema, también :).

Fotografía: Chus Olsson

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies