Poema de lunes: Ha llegado el momento de olvidarte.

Ha llegado

el momento

de olvidarte,

de dejar que partas,

capitán de todos tus triunfos

(entre ellos, mi humedad y mis risas).

 

Ha llegado

el instante

en el que quiero

recuperar

mis silencios

y mis versos,

mis sueños

y mi vida

(cómo te gustaba llamarme así: mi vida…).

 

Y aquí estoy,

frente a la chimenea

y diciéndote adiós,

esperando que no llegue

ningún mensaje tuyo

que me diga

que me amas

y que me echas tanto de menos,

que yo me lo crea.

 

Ese es el pecado

de la humanidad:

creerse

lo que le dicen

los demás.

 

(De mi libro “Alquiler de humedades en el centro de mi corazón y de Madrid”, de Huerga y Fierro).


Buenos lunes de poesía. A veces, el corazón y el cerebro van cada uno por su lado y puede que funcione o no, pero digo yo: si no lo probamos, ¿cómo vamos a saberlo…? :).

Enredando por ahí he encontrado esta versión preciosísima de Mayte Martin que viene como un regalo para un lunes que tiene aires de grandeza (ay, lo que me gusta a mí el flamenco…).

Así, en alto, a estas horas, subiendo por el limonero y bajando por la tierra que aún despierta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies