Lo que hacías con mi aire.

(…Solías hablar por teléfono paseándote
por el musgo de mis ojos. Nunca te alejabas más allá de mis pestañas y siempre,
mientras ibas de un lado a otro, me tocabas los pechos con esa humedad de la
flor recién nacida.
Tu dedo rociando
mi pétalopezón.).
Fragmentos de “mi tierra empapada y
otras cartas de amor”, el poemario nuevo que estoy pariendo.
yolandaesperando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies