Poema de lunes: no encontraba el brazo esta mañana. Poema para que sonrías

poema de lunes yolanda saenz de tejada no encontraba el brazo esta mañana

No encontraba el brazo

esta mañana.

Seguro que lo puse anoche

a enfriar,

tantas veces me han dicho

que la sangre me hierve

y que eso no es bueno…,

me he amonestado.

 

Pero no,

no estaba en la nevera.

 

Hasta ahora mismo

no lo he descubierto y

no imagináis lo difícil

que es desayunar sin él,

o no poder

apoyar la barbilla

cuando piensas

(que yo pienso mucho,

mire usted).

 

Sancho,

el perro traidor,

lo estaba lamiendo en el césped.

Al notar el fuego

en mis ojos,

se ha disculpado de una forma

absurda:

Lo siento,

me ha ladrado,

pensé que era el hueso

del jamón.

 

Y he recordado a mi abuela,

que siempre me decía

que yo era

de

pata

negra.

 


Poema inédito que hice uno de esos días en los que no me encontraba, que el tiempo salpicaba de dispersión el teclado de mis ojos y que solo me apetecía sentarme en el jardín o en los escalones de la entrada a jugar con el perro.

Y, como siempre, la poesía me abrazó porque fui capaz de contarlo y de reírme después. Y hoy, os lo cuento a quienes me leéis, en este lunes en el que amanecemos en una casa nueva, después de 30 años y con el sabor hermoso de cambiar de vida (los cambios siempre traen belleza y verdad, ejercitan el cerebro y hacen que cambies de hábitos y te retes a ti misma a superarte y a avanzar).

Comienza una semana intensa y preñada de trabajo hermoso, así que os dejo este temazo precioso en un lugar al que me transporto ahora mismo.

Ojalá que te vaya bonito… (La Otra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies