Ofréndame plantándome margaritas en la espalda…

Me regalas tus

noches

de insomnio,

las sábanas

compradas para

mi sexo

(contigo) y

todos los

días

que te quedan

por vivir

(ojalá no sean sin ti,

me repites).

 

Ya no sé

dónde guardar

tantas ofrendas

porque por más

que tú

me inventes

yo sé

que

no soy

una diosa.

 

 

 

*******

Buenos días, queridos!!!!

ese amor entregado, donde veneras a la otra persona y la haces sentirse la más deseada, la más hermosa, la más importante…

Después, ya veremos, pero este poema va de eso 🙂

Hoy nos toca viajar!!! Sevilla y Córdoba. Reuniones maravillosas y, por la noche, espero que mi hermana la peque me invite a un vinito en su preciosa casita.

Feliz día, amigos, sed muy felices, que hemos venido aquí para eso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies