Poema de lunes: atardece en mi cuerpo y lo celebro. Poema de hijas y madres

hijas y madres poema de lunes atardece en mi cuerpo

Atardece

en mi cuerpo

mientras

amanece

en el de mis hijas.

 

Por orden:

lo siento y

lo celebro.

 

Lo siento

cuando veo

expandirse

las pecas de

mi espalda;

abriéndose

como mares

serenos y

acariciados

aún por tu boca

(sigues tan ardiendo…).

 

Y lo celebro

al oír

brotar

la raza

hercúlea

de mis hijas,

arraigando sus

yacimientos y

sus sueños.

 

Siento mis pechos

como luna

de cuarto menguante,

aunque dentro,

mis estrellas,

se conviertan en

luna llena

después de

amarte.

Y celebro

sus cuerpos

delgados y

en ebullición

constante.

 

Piel y

seda

de mujeres

guerreras que

alimento

como una loba

(con ternura e

intelecto);

acariciando que

mañana

devoren su realidad

sin necesidad de

mis sueños.

 

(Poema inédito escrito mientras paseaba descalza en las playas de Huelva y las vikingas jugaban en la arena como cuando eran niñas…).


Hoy, el #PoemaDeLunes nos trae verano e invierno juntos, porque somos todas las estaciones a medida en nuestro pecho. ¿O es que no tenéis frío y calor el mismo día…?

Que tengáis una semana muy hermosa, la mía ha empezado con un entrenamiento intensivo de esos que me regulan el día entero y así puedo crear y creer más fácilmente.

Si quieres suscribirte para recibir mi poema cada lunes, hazlo en este enlace y comenzaremos la semana con poesía y mucho amor

Y aquí os dejo a una de las cantantes que más me gusta oír, la joven Dora. ” y cada noche pido que bajen las estrellas para darte cada una de ellas…”

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies