Poema de lunes: a ti, canalla año viejo (poema de Navidad)

yolanda saenz de tejada conferenciante motivadora experta en visibilidad femenina y liderazgo

De ti, año viejo,

aprendí a ser más joven

(es decir, a reírme más),

a decir que no más alto y más claro

(lo que jode a quien se lo dices…)

y a amar a nuevas mujeres

que se han cruzado en mi camino

para que les limpie las alas.

 

De ti, año viejo,

aprendí que las redes sociales

son el espejo que te refleja,

no en el que te miras

y, por supuesto,

que hemos de trabajar el abrazo

y la piel

(sin ojos donde mirarse no hay amistad, no la quiero).

 

Y aprendí a ser déspota con quien no me quiere bien;

a esconderme del mundo dos veces al año

y a luchar sin descanso por mi libertad,

que es ser y sentir lo que me da la “real gana”.

 

De ti, año viejo,

aprendí que estar sola es un estado vital,

no un estado social

y qué si haces el bien,

procura mirar a quien,

para elegir a alguien que también lo haga

y que no rompa la cadena humanista.

 

Y, sobre todo, de ti, pendejo año viejo,

aprendí que para honrar a los que ya no están

tenemos la obligación de ser felices,

de no quejarnos

y de celebrar cada gota de nuestra vida.

 

Por eso,

este año que vienes a mí,

a esta mujer que ha crecido entre tréboles

y cardos,

serás canalladamente hermoso

(aunque no tenga rima).


Poema inédito que leí anoche en Santander, en un evento solidario precioso organizando en La Nave que late para el banco de alimentos de Cantabria y organizado por el gran Nacho Viking, pianista genio.

Este es el último poemadelunes que escribiré hasta que vuelva de esa despedida de las redes sociales que hago siempre en estas fechas y quería que fuera una gota de aliento y de esperanza para este nuevo año que llega. Que lo recibamos con ilusión y desparpajo, con una lenta sonrisa que anticipe mucha más libertad e igualdad para cada persona que puebla este planeta.

Y como soy de las que se ponen villancicos flamencos a todas horas en estas fechas, quiero compartir este que a estas horas me hace levantarme de la silla para sentirme y sentir (y bailar).

Fotografía: Mela Revuelta Hoz

Os dejo con José Mercé un ratito, así, para que os amanezcáis con mucha ternura, paz y amor.

Contenido bloqueado, debe aceptar cookies para ver este contenido.
Aceptar todas las Cookies

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar todas
Rechazar
Configuración de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".
Política de cookies
Aceptar
Configuración de cookies
Rechazar