poema de lunes: tu corazón o el mío

Yo lo adiestro

como una demente

y le repito

(primero dulce,

y luego gritándole)

que tú no eres

tan bueno;

que a veces

me dejas

en sequía de

tu piel

y que durante

horas

no me envías

ningún mensaje.

 

También

le cuento

la noche aquella,

en la que no volviste

a dormir

porque discutimos.

 

Pero él

no me escucha;

ni la ternura

ni los gritos.

Él sigue a lo suyo,

latiendo y

reventándome el pecho;

queriéndote…

 

Tengo un corazón

tan leal a ti

que me miente.

 


Este poema lo hice después de una charla con una amiga (ay, la inspiración bendita que siempre es la realidad) en la que ponía su corazón en un lado de la mesa y su cerebro en la otra (casi literal :)). En esos casos, no opino, porque nunca están equilibrados y cada uno ha de elegir. Así que no me preguntéis nunca por estas cosas del amor, jeje.

Estupendo lunes tengáis.

Y para ilustrarlo, este temazo de Silvia Pérez Cruz y Castor Pérez, su padre. Me lo enseñaron el otro día y me enamoró.

(a estas horas suena en alto, en este espacio desde el que os escribo, y me abraza)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies