¿QUIÉN Y CÓMO SOY?

Amante de la zona de pánico, si hay algo que me define es la capacidad de adaptación, la pasión en cada actividad que desarrollo y una atracción innata por el emprendimiento, la poesía y la creatividad como forma de vida. Todo esto, aliñado con la innovación cotidiana, hacen que disfrute, cada día y cada empresa, soberbiamente, como si viviera el primer proyecto de mi vida.

Practico la poesía como filosofía personal. Como profesora colaboradora de postgrados en la Universidad de Cantabria, imparto clases de “Marca Personal de Valores y visibilidad” y como experta en Visibilidad femenina, realizo entrenamientos de formación mensuales y continuos en diferentes asociaciones de mujeres empresarias y profesionales, así como en Escuelas de Negocio, organismos públicos o empresas privadas. Coach certificada por Asesco, trabajo, de forma individual y colectiva, con mujeres profesionales para que su visibilidad sea una realidad y que su marca personal sea elegante, creativa y humanista en el ámbito del emprendimiento, la marca personal, la gestión del tiempo, el marketing y el liderazgo.

Creativa en acción por genética, con 18 libros publicados sobre autoayuda, novela y poesía, tengo el honor de tener un Certamen Internacional de Poesía con mi nombre en El Bonillo (Albacete) y una biblioteca en un colegio público de Linares (Colegio Tetuán).

Comenzar cada intervención con un poema mío es la manera más hermosa que tengo de agradecer vuestra asistencia.

¿QUÉ PUEDO Y ME APASIONARÍA HACER POR TI?

Trabajaré contigo para que tu visibilidad sea una realidad y que tu marca personal sea elegante, creativa y humanista. Me siento, emocional y profesionalmente, comprometida con la visibilidad femenina en el ámbito del emprendimiento, la marca personal, el marketing y el liderazgo.

Para tu empresa, diseño y coordino proyectos formativos a medida, siempre con el humanismo como bandera. Mi trayectoria personal y profesional siempre ha estado vinculada al emprendimiento desde un punto de vista creativo y humanista, con gran protagonismo del marketing emocional y de las habilidades para la comunicación.

 

A mayor tecnología, más necesidad y obligación tenemos de humanizarla. Con este pensamiento, mis dedos navegan cada día por el teclado.

Disfruto del activismo diario en las redes sociales y medios de comunicación, donde te espero ilusionada en cada una de ellas.

 
 

A mayor tecnología, más necesidad y obligación tenemos de humanizarla. Con este pensamiento, mis dedos navegan cada día por el teclado.

Disfruto del activismo diario en las redes sociales y medios de comunicación, donde te espero ilusionada en cada una de ellas.

 

¿DÓNDE ME PUEDES ENCONTRAR A MENUDO?

Aquí, en mi web, entra en contacto y cuéntame qué necesitas. En La Universidad de Cantabria, donde imparto clases mensuales, o con las mujeres profesionales de allí, con las que trabajo dos veces al mes en un entrenamiento formativo con el que crecemos infinito. En el Ayuntamiento o en ADMEC.

Soy miembro de la prestigiosa red de conferenciantes “Thinking Heads

Acabo de abanderar “MujeresOffRed”, encuentros de mujeres profesionales para que mis contactos On-Red, se conviertan On-Piel y amadrino a varias asociaciones que luchan por la igualdad.

Nominada, por tercer año consecutivo, a “Las Top100 mujeres líderes nacionales”, me encontrarás siempre al lado de mujeres que rompen techos de cristal, en lugar de utilizar zapatos de cristal.

¿QUÉ AMO, QUÉ SIENTO Y QUÉ PRACTICO?

Amo mi proyecto social: “Versos como Azadas”, para limpiar el estigma de la enfermedad mental y que llevo a cabo con Jose Ignacio Aznarte, psiquiatra al que admiro y del que aprendo tanto…

Adoro a mis vikingas (que yo no tuve princesas) y a mi familia. Provengo de una familia de siete hermanos y todos empresarios (no conozco el: “¿estás segura…?”. En mi casa se practica más el: “Aprende, rodéate de los mejores y… ¡camina segura!”.

Mi secreto para el alto rendimiento: Deporte diario + alimentación saludable + dormir bien + gestión eficaz del tiempo + poesía + amor del bueno (incluye amistad). (Y mucho jamón).

Practico el positivismo por dos razones fundamentales: estoy educada en el agradecimiento y no tengo expectativas de nada. Sin embargo, lucho por superar siempre la de mis clientes, amigos y familia.

Necesito la belleza como forma de vida, igual que la poesía (es lo mismo, ¿no?). Invierto tiempo en crear ambas; pero la vida me compensa devolviéndome más, igual que en amor y amistad.

(se nota que soy escritora, me he pasado contándote cosas… )