poemadelunes: Póngame solo un cuarto de pasión, por favor…
8 enero, 2018
poemadelunes: Mi origen siempre contigo, Ángel González
15 enero, 2018

Ser educado no está de moda. Podríamos ponerlo con 14 claves (y una sonrisa).

“Te reciben según te presentas, te despiden según te comportas”.

(Quevedo).

“Si siempre eres de verdad y cuidas a los demás, nunca tendrás que pensar ni lo que haces ni lo que dices”.

(Mi madre ).

 

Qué listo era nuestro Quevedo que ya nos enseñaba, sin llamarlo así, lo que es la esencia de una marca personal: las buenas maneras (hoy, además, más necesarias que nunca, ya que los valores escasean en el mercado dentro y fuera de las redes). Y qué oportuna la madre que me parió, que me repite, constantemente, lo importante que es cuidar a los demás.

Me gusta mucho impartir el módulo de lo que yo llamo “protocolo cotidiano” en el que incluyo las buenas maneras y lo hago independientemente de que el tema principal sea emprendimiento, liderazgo o Visibilidad, porque ser educado es tu patrimonio interior y eso no depende ni de la clase social ni del nivel económico.

Tu marca de valores es la que te hace visible como persona, en lugar de como personaje.

Quevedo expone, brillantemente, lo importante que son los valores en la sociedad y, sobre todo, el principio fundamental que rige las relaciones profesionales y personales: Las personas educadas son mucho mejor aceptadas porque ser educado no es sino ocuparse de que aquellos que te rodean estén mejor a tu lado y se sientan acogidos por ti (escucharlos; no herirlos con palabras malsonantes solo porque tú estés molesto; procurar que se sientan cómodos; sonreír; preguntarles por ellos en lugar de hablar siempre tú de lo tuyo…).

En un mundo en el que cada vez vamos más rápidos, ser educado es disruptivo porque casi nadie lo practica y, sobre todo, porque en las redes no nos han enseñado a serlo. Sí, en las redes, que es donde hoy pasamos el 80% del tiempo en el que nos comunicamos con otros.

Cuando te relacionas con una persona educada, te sientes importante, porque el ser humano necesita atención y ellas se ocupan de dártela. Para ellos eres una persona, no un número o una dirección de mail.

Y no es innato, no. Ni la elegancia ni las buenas maneras lo son. De tal forma, un señor que nos parece elegante en Europa, no lo es en África, con lo que no es un carácter. Es una actitud y la actitud se aprende.

Todos tenemos predisposición a la elegancia; a las buenas maneras. Todos.

Evidentemente, el entorno en el que te crías lo favorece y si lo trabajas, hace que parezca innato. Pero lo que más influye son tus ganas de que así sea.

Las personas educadas lo son siempre, en su casa y en la calle, porque si no, se detecta a la mínima, en cuanto nos relajamos y, sobre todo, pasa de ser natural a ser postureo (vaya cosa fea eso del postureo…).

Una buena manera de empezar a revisar en qué fallamos es fijarnos en personas que consideramos que son elegantes y educadas y ver cómo podemos mejorar pareciéndonos a ellas (inspirándonos, que es lo que hacemos las mujeres, en lugar de copiar :)).

Aquí van algunas claves rápidas para que tu marca personal sea elegante y que dejes una huella muy positiva en los demás. 14 claves muy sencillas:

  1. En tu teclado siempre: buenos días, gracias, encantado…
  2. Ofrece ayuda dentro y fuera de las redes.
  3. Escribe el mail como si tuvieras a la persona delante (ya sé que vamos muy rápidos y que recibimos muchos mails, pero eso también se aprende. Escribe mails que puedan leer en un minuto y que aporte e incluya todo lo necesario. Hay técnicas para ello).
  4. Sonríe (las personas que sonríen son más confiables, ya está obsoleto eso de que no es serio sonreír).
  5. No hables alto (ojo a cuando hablamos por teléfono y nos pensamos que estamos solos en el mundo).
  6. Pregúntale a los demás por su vida, en lugar de contar la tuya.
  7. Felicita a los demás por sus logros (primero, alégrate, claro).
  8. Visibiliza a quienes se lo están trabajando y crees que aportan valor a la sociedad.
  9. Cuando vayas en el metro, carretera, avión, fíjate si hay alguien a quien puedes echar una mano (no somos animales, estamos aquí para dejar lo mejor, no para llevarnos lo mejor).
  10. Utiliza el por favor y el gracias constantemente (por supuesto, incluyo familia y amigos).
  11. Jamás des la mano detrás de una mesa. Levántate, sal de la mesa y recibe a tu invitado, aunque su rango sea inferior al tuyo. Las buenas maneras se demuestran ahí más que en grandes salones.
  12. Nunca, nunca, nunca te retrases al ir a una cena, quedar con alguien o ir a un evento. Y, por supuesto, tampoco llegues antes de la hora. ¿Lo ideal? 5m después de la hora fijada.
  13. Escucha lo que te están contando, no estés deseando intervenir y dar tu opinión. Escuchar es sinónimo de educación y respeto.
  14. Naturaliza procesos; no exageres las cosas y media entre las personas.

Las buenas maneras no entienden de confianzas cuando de respeto hacia los demás se trata. Sé educado con todo el mundo.

 

Y, como tanto me gusta decirle a las vikingas: cuando te hagan algo inapropiado que te moleste, revísate por si tú se lo has hecho a alguien o si no lo haces bien del todo.

 

(Parte de este artículo está trabajado en mi libro “¡¡Socorro!!, quiero ser todas las mujeres que viven en mí”)

 

 

 

 

 

 

 

Soy Yolanda Sáenz de Tejada y Vázquezdemimadre, experta en visibilidad femenina, escritora, conferenciante y empresaria. Mi misión es que tú, que me estás leyendo, alcances la visibilidad que deseas y que necesitas para conseguir tus objetivos, pero, sobre todo, mi misión es que sientas y te emociones cada vez que visites esta páginas.

Categorías: Visibilidad y Marca personal | Poema de Lunes | Pellizcos de Ternura | Mi Zorro

2 Comments

  1. Santiago Fernández Garrido dice:

    Muchas gracias, Yolanda, por este trocito, tan excelso, de manual de las buenas maneras,

  2. Asi es, las buenas maneras abren puertas y hacemos que los demás se sientan comodos, se sientan bien….gracias, bss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code