Tu voz, que se me ha caído de las manos.

Tu voz,

que todo

lo siembra;

arrastrando las piedras

y las lombrices

que anidan

sin permiso

en mi boca.

 

Tu voz,

que me agita,

como una tormenta

de caricias

y aleluyas

enredadas

entre mis piernas.

 

Tu voz,

que ya no sé

oír

sin ella.

 

 

 

******

Buenos días!!! feliz jueves de hermosa voz 🙂

Espero que tengáis un día precioso y si no lo es, que sepamos detenerlo para que así suceda lo hermoso, no lo feo.

Os abrazo hasta doler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies