afilarmisuñas

Cojo mis ojos
con los dedos
y me los cambio
de sitio
(últimamente veo
demasiado
alto
y el otro
día
casi piso
un recuerdo
que estaba
dormido)

Después,
me aliso el
pelo
(estos rizos indomables
no dejan
que pase la
luz a mi
cerebro y
lo necesito
fresco
—en carne viva,
diría mi
madre—).

Y multiplico mis
dedos hasta
llegar a
cien
(tu número
favorito,
nunca supe
por qué).

Lo último,
y lo más importante,
será afilarme
las
uñas
—ahora cien—
y
los
dientes.

Es lo único
que me falta
para,
cuando
me vuelvas
a engañar,
matarte.

yolandafuerte

4 Comments

  1. Lara dice:

    Como siempre me sorprendes. Tienes una habilidad..no, un don, para decir las cosas que sientes, que es muy fácil ponerse en la piel de tus versos.
    Un beso tobarreño.

  2. Susana dice:

    Madre mía… cómo estamos últimamente… jeje. ¿Qué puedo decir? ¡A mí me encanta, Yolanda!

    Un besote

    P.D. Fíjate que no te veía yo a lomos de una moto. Eres una caja de sorpresas. (O yo tengo muy poca imaginación… ¡que también puede ser!)

  3. blog1 dice:

    LARA: gracias primor, me alegra que te guste.
    SUSANA: síii, el próximo será tierno…jajajaj

  4. Betty Badaui dice:

    Encontré tu blog en -canal literatura-, me agradó leerte y ese poema "filoso" en realidad tiene una grata frescura
    Betty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies