Poema de lunes: el cianuro no sabe a nada. Poema niñas Afganistán

poema mujeres afganistan

Pero a esas niñas no sólo les espera la cárcel de tela. En la negación de su vida y de su libertad que practican los hombres afganos sobre ellas, se incluye el derecho a venderlas a otros hombres cuando apenas han cumplido catorce años…

(ROSA DÍEZ)

 

Dicen que el cianuro

no sabe

a nada.

Que su beso

letal

morderá mi

cerebro

y se beberá

—sin dulzura—

mi pequeño

corazón.

 

Dicen que su melodía

es igual con los niños

y con los adultos.

Vómitos

(la sangre agolpada en mi

garganta)

y falta

de aire

(hace mucho tiempo

que ya no respiro).

 

Dicen que lloraré

después de beberlo

y que romperá mi

frágil piel

estallándome

en ampollas.

 

Dicen las mujeres

que llevan burka

que no pueden reír;

que toda la fuerza

se les va en respirar.

 

Yo  no quiero

vivir

muriendo

así.

 

(Poema del 2008 que escribí después de leer un especial que hizo Rosa Díez sobre Afganistan y sus niñas. Del libro “Corre Edith Napoleón”, escrito con Noemí Trujillo)


Cuando leo algo que me impacta, necesito contármelo y ponerle nombre. Es la gran ventaja de ser poeta, que ahora ya tengo el oficio y puedo expulsar demonios y poner orden a algunas ideas.

La poesía siempre tiene una misión, que es traer belleza y verdad al mundo. Hoy comenzamos la semana con lo segundo.

Que tengáis una semana con propósito y para abrir el corazón en esta mañana de lunes, os dejo este precioso tema de Ghezaal Enayat, una de las artistas más famosas afganas.

Si quieres recibir el poema de lunes en tu mail cada semana, suscríbete aquí 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies