mi María…

María se ha levantado.
No sabe que yo la observo,
excitado,
desde este balcón
que me ofrenda
la cama
(el hotel no es muy caro).
Ella juega con su pelo y
luego,
cuando menos lo espero,
se vuelve y
me allana con un beso.
María se ha levantado.
No sabe que yo siempre la observo
pero conoce,
a la perfección,
que si no me deja
entrar en su piel,
solo soy un animal
sin celo. 

yolandachico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies