Pellizcodeternura: Caballero, yo no le he dado permiso…

Caballero,

yo no le he dado

permiso

para que entre

así,

tan reventándome

la sangre,

ni tan dejándome

la boca

en carne

viva.

 

Limítese

a no alterarme

el corazón,

por favor

(y a llenarme

el vientre de amapolas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies