“pellizcodeternura” de un miércoles trémulo que se sonroja cuando le pellizcas el moflete…

Anda, ven,
no te hagas el canalla.
¿No ves que ando mísera por las plazas,
que imploro ternura por los costados y
que reviento de amor por tus dedos…?

Anda, ven.
Olvídate de las horas caducas
y déjame plantar amapolas
en tu vientre.
Y después,
cuando hayamos repasado
el mundo y sus pecados,
jugaremos
a perdonarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies