poema de lunes: Contigo aprendí… Poema de amistad

Mujer motivadora. Poema de lunes

Nunca me gustó el vino rosado.

Lo mío no son las medias tintas.

 

Contigo aprendí

que el agua

para el té

no tiene

que hervir y

que invadir

el cerebro ajeno

–el espacio,

el armario y

el baño­–

es objeto

de dolor.

También,

que una hora

frente a una

botella de vino y

de tu voz,

construyen

un minuto eterno

de amor.

 

A tu lado cultivé

que dar

es mejor

que recibir

(aunque nunca

lo entiendas),

que las personas

siempre piensan

de ti igual

que tú de

ellas y

que la poesía

es nuestra

penitencia más

dulce.

 

Contigo,

me abrí

como una verdad.

Aunque luego,

de tanta sinceridad,

me cerré.

Eso sí,

aprendiendo a

entender y

arrasada

de dolor

-y sabiendo

que la botella

de vino

se agotó-.

 

(Inédito)


Podría ser un poema de amor de pareja (ojo, que el amor no es solo de pareja), pero yo lo escribí como un homenaje a una amistad que había dejado de florecerme. No es negativo que las personas entren y salgan de tu vida si siempre te quedas con lo que has aprendido y cambias el dolor por el amor. Así lo hice. Es la forma más hermosa y única para mí.

Feliz lunes de poesía. Que la semana os abrace

Hoy he amanecido con este temazo de La Bien Querida que me enviaron ayer y os lo comparto. Me ha encantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies