poema de lunes: ¿por qué no cambiaste…?

visibilidad femenina en camargo

Hace días

que todas las

canciones

(los verbos, los gritos y

los silencios,

los perros, los demonios y

los infiernos)

me recuerdan

a ti.

 

Hace días

que mis dedos

(mis uñas, mis ojos y mis

destrozos, mis dientes y mis

lunares, mi piel y mis

sollozos)

sólo sirven

para escribirte

poemas de

amor.

 

Hace días

que espero que

me llames para

decirme

que no puedes

vivir sin

mí.

Aunque yo sé

(conozco, adivino, intuyo, deseo,

aprieto, estrujo y abrazo)

que no lo harás.

 

¿Por qué

me prometiste,

mientras me

devorabas en

ese antro de

lenguas y

de vodka,

de noche y

de manos

perturbadas

que cambiarías

si luego

no lo hiciste…?

 

Maldito traidor

de mis

sueños y

de

mi amor.

Tendré que

dejar que

ardas solo

en el infierno.

 

Tendré

que

abandonarte.

 

De mi libro “Diario de un desembarco”.


Buen lunes de poesía 🙂

Me gusta mucho recitar este poema en el espectáculo que tengo de “Taconeando Poemas”. Me suena a tango y a castañuelas en el aire.

Desde Sevilla, hoy, os dejo estos versos que impregnan uno de mis libros de poesía.

Que la alegría os acompañe.

Este temazo de Travis Bird, me encanta 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies