poemadelunes: afilando las uñas


Prendo mis ojos
con los dedos
y me los cambio
de sitio .
Últimamente veo
demasiado
alto y
ayer,
casi piso
un recuerdo
que estaba
dormido.
Después,
me aliso
el pelo.
Estos rizos 
indomables
no dejan
que pase la
luz a mi
cerebro y
lo necesito
fresco
—en carne viva,
diría mi
madre—.
Y multiplico
mis dedos
hasta llegar a
cien
(tu número
favorito;
nunca supe
por qué).
Lo último y
lo más importante
será afilarme
las uñas
como puntas
gélidas de
un bolígrafo.
Es lo único
que me falta
para,
cuando
me vuelvas
a engañar,

tacharte.
yolandaconlasuñaslistas

2 Comments

  1. Precioso comienzo amiga mía…el resto lo convierte en un gran poema.

    Un beso Yolanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies