poemadelunes: no eran de arena sus ojos.

No eran

de arena

sus ojos,

ni rompían olas

de saliva

en su boca.

 

No eran carne

trémula

sus rodillas;

no tacones

rotos

sus labios

morados

de tierra

húmeda.

 

No era la luna

reventando

su sexo,

ni fueron

sus uñas,

que arañaban,

obsesas,

mis

huidas.

 

Lo único

que fue

era su risa

(y estas ganas

locas de que se quedara

desordenando

mi vida).

 

 

 

******

Feliz lunes, queridos, feliz día del beso!!

No nos íbamos a quedar sin poesía hoy… eso no ha sucedido nunca 🙂

Que tengáis una “hornada” maravillosa, en este día que nos regala la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies