que nos reviente de ternura el nuevo año…

Que os reviente
el corazón
de dicha y
que os palpiten
los huesos
de abrazos infinitos;
que os sangren
los labios
de tanto beso y
que soñéis
imposibles
(a ser posible).
Que os manchéis
la lengua de divinos
pecados y
que compartáis
hasta la última
gota de lo que tenéis;
que la lluvia
os empape
de ternura y
que os volváis
locos
de esperanza.
Que el año nuevo
os pille
en confesión
perpetua
de placer y
que vengáis
al bosque
a compartirlo…
A vuestra
disposición,
pongo mi alegría y
las ganas
infinitas e
infinitas
de construir
desde las cenizas
(las vuestras y
las mías).
yolandaparavosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies