3 noviembre, 2016

Pinocho, tu alegría no era mentira…

La nariz no crece por las mentiras; crece por las desilusiones.