7 diciembre, 2016

Bésame hasta que me convierta de nuevo en rana.

¿O acaso es que no sabéis que las reinas también se pueden convertir en ranas...?