24 mayo, 2017

Mamá, mientras tú friegas los platos, yo quiero ser poeta.

Lo que brillan no son mis versos sino tus ojos al oírme recitar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies