24 mayo, 2017

Mamá, mientras tú friegas los platos, yo quiero ser poeta.

Lo que brillan no son mis versos sino tus ojos al oírme recitar.