Mi nombre no es un milagro

Si tu me dices ven, creo que no lo haré.

A mi abuela

no le gustaba

mi nombre.

Decía que

era de telenovela.

 

Ella me hubiera

llamado

Trinidad,

como el

milagro.

 

Aunque mi

pelo,

mis ojos,

y mi voz

sean endemoniados,

como el

pecado.

 

 

 

Feliz jueves, queridos!!!!

En el ecuador de estos días de descanso (Yolanda, has hecho trampa y no has desconectado como debieras, malos días para irte de vacaciones 🙂 ), he decidido dedicarle el día de hoy a la ternura y a la alegría (pedazo de misión).

Comienzo devorando vikingas, jeje (y un pedazo de desayuno).

Que tengáis un precioso día.

 

 

YOLANDA SÁENZ DE TEJADA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies